La misión y visión de una empresa

La generación de una misión en una empresa brinda un sentido al quehacer cotidiano de la misma, es decir, crea un objetivo, el cual todos los empleados deben tener en mente para poder lograrlo de manera satisfactoria y constante, cuando este no es claro, es muy complicado establecer un plan de trabajo enfocado a satisfacer las necesidades del negocio, comportamientos erráticos y antivalores son generados en el desenvolvimiento de sus funciones.

Cuando no existe una misión definida es muy difícil poder pensar en la creación de una visión, ya que la falta de sentido en las actividades de una empresa, generan desestabilización y falta de comprensión en las actividades individuales, esto genera errores de desempeño que dificultan el análisis y la concepción del alcance de la misma, así como su planeación y la generación de un contexto propio.

Por estos motivos es esencial definir la razón de existir de la empresa, su misión, transmitirla a empleados, clientes y proveedores; y tener actuar empresarial congruente con la misma.

Finalmente, hoy en día el desarrollo de una misión, debe buscar la empatía con todos los individuos y organizaciones vinculados a la empresa que la sustenta, de otra manera, éstos no desarrollarán un compromiso con la misma.

Por otra parte, la creación de una visión en una empresa está relacionada a la concepción del futuro de la misma, su inclusión dentro del ámbito laboral es de suma importancia ya que permite generar una imagen en la mente de los trabajadores de crecimiento y prosperidad con la cual puedan sentirse identificados y motivados, ésta deber ser clara, objetiva y congruente con su misión.

Una visión compartida, es decir, cuando dueños, accionistas y empleados tienen una imagen similar del futuro de una empresa y un compromiso hacía el mismo, puede ser un factor primordial de crecimiento en la misma, ya que genera una colaboración unida y en una sola dirección. Esta sintonía colectiva llega a ser percibida por los clientes, a los cuales les genera un sentido de confianza.

Actualmente, al igual que la misión, la visión debe ser incluyente, debe tratar de contemplar todos los factores que envuelven a la empresa y al mercado exterior para ser objetiva, de la misma manera, debe buscar asegurar un futuro y un sostenimiento en el mercado a sus clientes y proveedores, así como un crecimiento a sus trabajadores.

Como conclusión otras características de la misión y visión de las empresas hoy en día, es la inclusión de temas dentro del marco de responsabilidad social empresarial y son el pie para la generación de los valores dentro de las empresas.